6 feb. 2007

Tierra del Sol y del Buen Vino...

Las ultimas noticias que les dejamos eran que nos íbamos a disfrutar de la comida de la abuela y tía… bueno, eso es lo que seguimos haciendo durante todos estos días!!! Comer y dormir fue nuestra actividad central… realmente lo necesitábamos, como al afecto de la familia que tan bien nos vino.
Estuvimos en casa de nuestra prima la Silvi donde nos tiramos a la pile, lavamos el Topsy y comimos una asado espectacular (hecho por Anto) aprovechando para reencontrarnos después de casi 3 años. A día siguiente fuimos “a lo del Marcos” (nuestro otro primo) y acompañamos los preparativos del viaje en moto que ya están haciendo él con su familia (esposa e hijos), y comprobamos que esta pasión por la aventura y los viajes esta en la genética familiar… ellos recorrerán una parte del sur argentino-chileno.
Por otro lado, aquí, encontramos una nueva familia que inmediatamente adopto al Topsy como a un hijo preferencial y a nosotros nos dieron la mejor de las bienvenidas, con carteles, televisión, y mucho afecto… Ellos son Beto y Kuki, quienes se enteraron de nuestro viaje por Internet y volvieron antes de sus vacaciones para poder recibirnos en Mendoza!!! Beto que paso a denominarse “el Doc”, es un especialista en mecánica de volkswagen, además de ser un gran pero gran tipo… y después de varios días de trabajo y terapia intensiva, curó al Topsy… que ahora respira mejor y se le fue la tos que tenia ante cada desacelerada, le devolvió varias luces y hasta le puso bocina para poder saludar a los amigos que cruza por el camino (ya que la que tenia la habíamos perdido en el primer ripio). Gracias Beto por ayudarnos desinteresadamente a curar a Topsy, gracias por enseñarnos de mecánica y de la vida, gracias por poner tanto amor y pasión en cada cosa que haces.
Y para terminar, les contamos que somos muy famosos ya que nos hicieron una nota en el noticiero de canal 9 de Mendoza y Radio del Sol, donde mucha gente pudo enterarse de nuestra historia y compartirla, así que fue muy lindo recorrer las calles de Mendoza y poder saludar a todos los que se acercaban porque “ya nos conocían” y estaban también haciendo “fuerza” para que este sueño se cumpla.
Gracias a todos los mendocinos que nos hacen sentir "como en casa"!!!
"Si lo puedes soñar, lo puedes hacer..."